Cómo mejorar tu Speaking en Inglés

Si entender el inglés es importante, hablarlo con soltura lo es aún más. Es lo que se suele conocer como speaking, y consiste básicamente en ser capaz de mantener conversaciones de diferentes temáticas. Dependiendo del nivel que tengas, probablemente los temas sean más complejos o menos, pero la clave es ir avanzando poco a poco. Y, para ello, te vamos a recomendar diferentes actividades que harán que tu capacidad tanto a la hora de escuchar como de hablar mejore notablemente.

dos personas hablando en inglés

Ver series y películas en inglés en versión original

El primer consejo que te vamos a dar es uno de los más conocidos y repetidos: ver tanto series como películas en inglés, aprovechando la versión original. Esto es especialmente interesante si son de lengua inglesa, aunque también te vendrá bien si son estadounidenses. Aunque deberás tener en cuenta que hay expresiones y pronunciaciones que cambian, puesto que esto puede ser crucial en más de una ocasión.

El ver tus series en inglés es casi un listening de clase, pero mucho más divertido. Porque no estarás escuchando conversaciones aleatorias, sino una historia con sentido y que, además, te gusta. Es la mejor manera de familiarizarte con la pronunciación, con el ritmo, las expresiones, la cadencia del idioma… Te recomendamos que optes por subtítulos en inglés, para así poder ver a la vez cómo se pronuncia y cómo se escribe. ¡Aprenderás a un ritmo vertiginoso!

Recibe clases de conversación con un profesor nativo

Una de las formas más fáciles de aprender inglés, así como una de las más efectivas, es la de apostar directamente por contratar a un profesor nativo. Y es que quién mejor que un nativo para transmitirte todas las sutilezas de la lengua inglesa, así como mostrarte los diferentes acentos. Tanto online como de forma presencial, te puede ser de gran ayuda porque te corregirá sobre la marcha y te señalará en qué debes mejorar.

Lee en inglés

Algo que puedes hacer cada día desde la comodidad de tu casa es leer en inglés. Puedes hacerlo ayudándote de libros, pero también puedes apostar por leer las noticias, o por seguir a gente inglesa en redes sociales. Aunque cuidado con esto último, porque en las redes no siempre escribimos de la forma correcta, y te podría llevar a cometer errores o gazapos.

No tienes por qué leer algo que no te apetezca, puesto que basta con leer en general. Por ejemplo, puedes leer una novela romántica, o una de fantasía. Ayúdate siempre de un diccionario en línea, puesto que así podrás consultar todas esas expresiones que quizá no conocías hasta el momento.

Aprende cada día varias palabras nuevas

¿Y si pruebas a hacer un pequeño ejercicio diario e ir aprendiendo vocabulario nuevo? Por ejemplo, puedes dedicar diez minutos por la mañana para anotarte cinco palabras nuevas, y memorizarlas. ¡No necesitarás mucho tiempo! Podrás anotarlas en una libreta, en tu aplicación de notas, o ir registrándolas directamente en una conversación de WhatsApp que tengas contigo mismo.

También hay aplicaciones que te ayudarán con esto, como Memrise o Anki. Al final, las nuevas tecnologías siempre te pueden ser de ayuda.

Practica tu speaking siempre que puedas

Cómo no, te recomendamos que apuestes por practicar, practicar y practicar todo lo que puedas. Por ejemplo, con amigos que también quieran mejorar su inglés, o en una academia. O incluso yendo a un grupo de intercambio de idiomas. Y, por supuesto, ¡contigo mismo! Habla en voz alta en inglés cuando estés en casa, piensa en lengua inglesa, e intenta mejorar un poco más cada día.

Grábate hablando

Una forma muy positiva de aprender inglés es grabarte durante los speaking. Especialmente, esos que realices tú solo, en casa, para así poder corregir posteriormente todos esos errores que puedas escuchar. Además, tenemos a nuestra disposición una de las mejores herramientas que vamos a poder hallar: los teléfonos móviles. Podrás grabarte, escucharte, repetir, e incluso grabarte ayudándote de aplicaciones que te corrigen de forma automática.

Puede que al principio te resulte extraño e incómodo, o incluso no te guste escucharte, pero te recomendamos que pruebes. Porque eso hará que te sientas mucho más cómodo hablando en situaciones reales.

Acude a fiestas o eventos en inglés siempre que puedas

Otra forma muy divertida de mejorar tu speaking es acudir, siempre que te sea posible, a eventos sociales en los que puedas hablar en inglés. Hay academias que organizan de vez en cuando actividades, como juegos, debates, bailes, charlas informales…

Junto a esto, debes saber que hay también eventos en todas las ciudades de personas extranjeras que se juntan para practicar inglés. En realidad, son fiestas de intercambio de idiomas, en las que tú podres enseñar español a otras personas a la par que ellos te enseñan a ti inglés, por ejemplo.

Apóyate en las apps móviles

Y, cómo no, pasamos a uno de los ejes fundamentales que hará que tu inglés mejore notablemente: las aplicaciones móviles. Hay muchas, tanto en App Store como Google Store, que te permitirán practicar inglés con personas nativas. Otras te ofrecen la posibilidad de realizar ejercicios interactivos, o lecciones de pronunciación, con las que notarás cómo mejoras rápidamente.

Tandem es una de las primeras a las que deberás echarle un ojo, puesto que te permitirá hablar directamente con personas inglesas. ¡Y de cualquier parte del mundo! Algo que hará que mejore notablemente tu pronunciación, y que notes más fluidez. Junto a esta, debemos mencionar Hello Talk, que es prácticamente igual, aunque con ciertas diferencias en cuanto a la interfaz.

Si lo que buscas es recibir lecciones de pronunciación y hacer ejercicios, siempre puedes probar con Rosetta Stone o con BBC Learning English. Ambas son buenas opciones, cómodas y que te permitirán trabajar de manera muy sencilla.

Con todos los trucos que te hemos dado, notarás cómo tu inglés mejora de una forma increíble. ¡Se acabó eso de suspender el listening y el speaking! Prueba, diviértete aprendiendo y conoce a gente nueva. Al final, las ventajas de conocer idiomas son, precisamente, abrirte a diferentes mundos.